La Ultima Selva del Sur II

Hoy cambiamos los helechos por el verde musgo, los alcornoques por viejos 
quejigos y fuimos en busca de un rinconcito en los alcornocales donde año 
tras años nos espera este viejo tronco que murió atravesando un cauce de 
lluvias torrenciales, donde yace envuelto de un verde manto pareciendo querer
abrigarse para soportar la humedad y el frió ambiente. Cual fue la sorpresa
cuando lo encontramos acompañado de un moribundo y solitario helecho, que 
ya en sus días finales presentaba un llamativo colorido, queriendo alegrar un
ambiente tenebroso parecido a los cuentos de terror que algún día leímos.
Nos despedimos de el pidiendo  volver a visitarlo y afotarlo el próximo año.

Entradas populares de este blog

"Día Mundial de Las Aves 2017"

"Mientras llega el Otoño"

"Amanece en La Janda"

"Ya esta aquí el Otoño"

"Valle de Liébana III"

"El Descorche Tradicional"